miércoles, 29 de junio de 2016

Mis pocas neuronas se deben estar atrofiando rápidamente con la edad porque últimamente no entiendo demasiadas cosas que ocurren en mi entorno, pero lo que más alucinada me está dejando es la desmedida exigencia, el desden y la facilidad de culpabilizar a los demás en un intento, para mi absurdo, de librar o sentirnos mejor.

Debería pasar de todo en todas esas ocasiones en las que no va directamente conmigo, pero de alguna forma me afecta y me deja con esa sensación de incomprensión que tanto me molesta.

Cuando ocurre esto siento que soy boba, que me esfuerzo demasiado y que quizás sea yo la que estoy equivocada y voy contra corriente.

Me siento hoy agotada, así que creo necesito unos días de reflexión y desconexión para reconciliarme conmigo misma y mandar a cagar a la vía a mas de uno...

Que cansinos!!!!

domingo, 26 de junio de 2016

En demasiadas ocasiones me siento sin fuerzas, ante un reto me tiemblan las piernas y mi primer pensamiento es un "no puedo" y después, vencidos esos instantes previos de inseguridad me esfuerzo en recordar alguna de esas ocasiones previas en las que también dije ese "no puedo" y...si pude.

Después de darme cuenta de que fueron muchas las veces debería ya saberlo de antemano y por eso aprovecho esa experiencia para vencerme a mi misma.

Eso y...la fuerza que mi Señor desea de mi son mis armas...y esta última es realmente poderosa...

sábado, 25 de junio de 2016

Tengo prohibido llorar porque soy terriblemente llorona, cualquier sentimiento sale en forma de lágrimas y parece que me sirve tanto para expresar tristeza, frustración, alegría o dolor.

En ocasiones como me está pasando ahora mismo se me juntan en las ganas de llorar tanto el cansancio como el temor, el nerviosismo, la soledad, la impotencia, y a la vez la alegría, la emoción de la comprensión, el apoyo, etc.

Por un ladillo alguna perlita se escapa y pienso en lo que contiene mientras recorre mi rostro ocultándose como si temiera ser vista, y creo que lleva un poco de todo y es demasiado pesada la carga para algo tan pequeño.

Y así me siento yo, pequeña, incapaz de tanta carga pero avanzando lentamente porque no me queda mas remedio y, a la vez, orgullosa de ser tan luchadora, porque todo pueden ser tareas insignificantes, y por ello nadie es capaz de ver que todo aquello que debo hacer podría llegar a superarme.

Mentalmente analizo todo cuanto hoy, desde que bien temprano me he despertado, he ido haciendo, esto y aquello, para este, para el otro, porque es necesario, porque toca, porque lo necesitan, porque lo merecen, y así me consuelo por todo aquello que no ha salido como esperaba, por esos reproches que una vez tras otra me hago a mi misma y que a estas horas ya están demás.

Ahora por fin es mi momento, cuando me meto en la camita y trato de olvidar tanto como tengo por hacer y me digo...mañana será mejor...

Confío poder descansar, y pediría algún sueño hermoso, pero creo que esta noche me conformo con poder dejar la mente en blanco.

Lanzo un deseo para mañana mientras contemplo, por fin a solas, la luna desde mi ventana, como cuando era niña y me sentía por fin a salvo...

Y no me olvido de dar las gracias a quien hoy ha estado a pesar de las circunstancias y se ha prestado, una vez más, a soportar mi torpeza...

Mira a la luna, mi Señor, ahí va mi mirada y un beso dulce de buenas noches...

Hay momentos para todo, así es la vida, y precisamente en este en el que me encuentro, lo que mas necesito es el apoyo de quien es para mi muy muy especial, por muchas cosa que ahora tampoco vienen a cuento, y sobretodo valoro esos pequeños instantes de hacer juntos las cosas cotidianas, con ese cariño que hay entre nosotros y que convierte cualquier tontería en algo digno de sentir y recordar.

Habrá quien piense que estoy pastelona, y no le faltaría razón, pero ya hay demasiada acritud allí donde miro y necesito reconciliarme con la ternura.

Por eso hoy os traigo unas preciosas ilustraciones de la artista coreana Puuung que demuestra que sabe como se sienten esos momentos cotidianos con quien amas y te ama.

No digo más, ella lo dirá por mi...















miércoles, 22 de junio de 2016

He tratado de hacer el día bonito pero no ha ido demasiado bien y a pesar de mi esfuerzo la verdad es que me siento bastante triste y preocupada.

Suelo poder gestionar bastantes cosas, dicen que tengo capacidad de análisis y soy resolutiva, pero confieso que también hay algunos temas que me entristecen y me bloquean, sobretodo cuando aparece la impotencia.

No soporto no poder hacer nada, imagino que por mi acusada impaciencia, pero cuando los que podrían hacer tampoco hacen me sobrecargo y no sé gestionar bien el tema.

Hoy me ha vuelto a suceder, llevo largo rato dándole vueltas aunque sé que para lo único que me sirve es para generar mas tristeza pero el tema me tiene sobrecogida y enfadada.

Así ha sido mi día y ahora estoy desganada así que mejor una buena ducha y a tratar de dormir aunque será misión imposible...



Ha llegado otro cumplemes!... Es un día que puede ser como cualquier otro pero en el que me esfuerzo mas que normalmente en hacer que sea especial.

Espero cada día 22 con mucha ilusión, porque es motivo de celebración, creo que no podemos perder ningún motivo que nos haga sentir especiales y, además, en este día suelo recibir si he sido una buena chica un regalin, a veces incluso dos, y a parte de ser una motivación es una alegría.

Pienso en mi Señor, en lo que le deparará el día, en los sueños que tendrá hoy y los instantes que hará mágicos con su sonrisa.

Y pienso en lo suertuda que soy de poder celebrar otro cumplemes a su lado...

Que no pare la fiesta que hoy estamos de celebración!


FELIZ CUMPLEMES MI SEÑOR!!!!!

T'estimo molt!

martes, 21 de junio de 2016

Sé que estás aquí a mi lado, no puedo dejar de mirarte mientras siento el metal que me une a Tu mano y dejo que el sueño me venza, para unirme también a Ti en este instante.

Quien puede decir que hay distancia ahora?

Hoy es un día de esos en que no pararía de escribir, en el que me afloran millones de sentimientos desde bien entrada la mañana y quieren salir por mis dedos como si de esa manera los pretendiera expandir, pero a la vez me doy cuenta de que es prácticamente imposible ponerle palabras. Pienso en que si mi Señor estuviera ahora mismo en mi piel sabría como decirlo porque sabe encontrar las palabras pero yo me abrumo y no sé como vomitar ordenadamente este caos de emociones.

No es que me haya pasado nada concreto y a la vez me ha pasado de todo, porque en cuanto tengo un instante para pararme y mirar me sorprendo de estar viviendo este momento. Hay cosas negativas, hay estrés y malos modos, tensiones que se acumulan y muchas dobleces que es mejor no conocer a fondo, pero también hay apoyo, hay complicidad, hay ganas de ayudar, hay amistad, sueños por cumplir, luchas por mejorar, ambición de la sana, y amor puro.

Puedo parecer muy hippie y, en ocasiones lo soy, pero siento la necesidad de pintar de otro color este día que apenas amanece porque reconozco mi ahora, y con él la posibilidad de que haya cada día un ahora intenso. Quizás no ocurra nada o quizás todo lo contrario, porque un "hola" lo puede cambiar todo, y en ocasiones las intenciones son suficientes para hacer que me sienta especial.

El motivo puede parecer triste si se mira a fondo, pero el fondo no siempre es bueno de escarbar, así que mejor me quedo con esta forma de sentir, que pocos pueden comprender y menos aún generar. 

De nuevo llevo montones de palabras que pueden no significar nada, porque soy tan críptica que os debe sonar a incógnita, pero lo que importa es sacar de dentro porque siento que voy a implosionar de un momento a otro...¿que exagerada verdad?

Así es, soy una exagerada, y suerte tengo en muchas ocasiones de serlo porque sino me perdería esta forma de sentir.

Voy a continuar mi jornada, tengo mucho que hacer, pero espero mantener esta visión, esta capacidad de ver aquello que vale la pena y apartar las minucias que tratan de empañar los cristales de mi mira...quizás otro día, pero hoy necesito sentir de este modo...

Locuras de esta mujer, seguro...pero que locuras mas ricas!


domingo, 19 de junio de 2016

Debe ser que hoy por fin tengo un día con un poquito de calma, con tiempo para el descanso y, de ese modo mis anhelos afloran y la necesidad de sentirme en las manos de mi Señor se muestra con insistencia.

Desde esta pasada noche mi cuerpo está aún más revolucionado, constantemente debo estar contenida porque sé que el instante no lo elijo yo y que sólo llegará cuando así sea.

Estoy mezclando en mi mente la fantasía de esas horas de trabajo con esas otras de placer...una mezcla que podría empezar de una forma similar a esta...

jueves, 16 de junio de 2016

Hay días complicados, no todo en este mundo pueden ser placeres, y uno de los motivos, si no el principal, de abrir este blog fue el hecho de mostrar que no todo en la vida de la sumisa se centra en el placer por mucho qué haya en realidad en su vida.

Solemos ser personas normales en una sociedad habitual, con nuestro día a día, como el de cualquiera, definidos por pequeños instantes, y aquí suelo mostrar alguno de ellos, los más destacables, los que más me han marcado a mí en este día.

Tengo la suerte de que la mayoría de los días lo que más me marca, o quizás con lo que me quedo, es bonito y así os lo muestro, aunque también hay momentos no tan agradables pero suelo ser una persona positiva y busco durante el día ese instante para retener como si fuese una cajita de recuerdos.

Pero hay días como hoy en que las sensaciones no tan agradables se acumulan una tras otra y el esfuerzo que debo hacer para encontrar un instante en el que quedarme es demasiado elevado y ya estas horas de la noche creo que ya no tengo fuerzas.

Así que hoy es de justicia mostrar la realidad ese día a día y decir que ha sido una porquería de día, y no solo para mí sino para la gente que está cerca de mí.

El momento con el que me quedo es ese abrazo, ese apoyo, esa necesidad de estar cerca de quien lo pasa mal, de escucharle, de guardar silencio y en él contener ese mal día como si pudiera hacer que de ese modo todo pasase.

No sé cómo será mañana pero trataré de buscar un instante bonito cómo hago cada día.

miércoles, 15 de junio de 2016

Puede que mis besos sean dulces porque nacen del deseo de cuidar a mi Señor, de ofrecerle esos mimos que tanto disfruta cuando está todo lo demás en orden, pero los que de Él recibo contienen adjetivos que ni siquiera tienen nombre que los defina, o por lo menos, yo no los conozco.

¿Que importancia tienen las palabras?

Permitidme que hoy me quede con ellos justo antes del reposo de mi cuerpo...

domingo, 12 de junio de 2016

Ayer fue un día un tanto complicado pero por suerte en el momento mas crítico estuvo mi Señor para frenar mi impotencia y ese geniazo que se me pone y que hace que lo mande todo de malos modos a tomar por saco.

Oír su voz frenándome y conduciéndome me hizo darme cuenta de hasta que punto tiene poder sobre mí, porque en esos instantes míos no suelo soportar que me frenen y si lo intentan monto en cólera, en cambio, adoré su forma de hacerlo, la firmeza y tempo que imprimía a Sus palabras.

Fue todo natural, y aunque nada tenía que ver con tareas del tipo sumiso, en mi sentir lo fue, así lo sentía y hoy sigo con esa emoción dentro de mí.

Ahora mismo lo que mas deseo es postrarme ante Él, sin nada más y nada menos...

sábado, 11 de junio de 2016

Me han enseñado desde la infancia a ser austera, a valorar el esfuerzo que conlleva ganar el dinero, y aunque nunca me ha faltado absolutamente nada mis padres han trabajado mucho para poder ofrecérmelo, casi siempre negándose sus propios anhelos en post de sus hijos.

Cuando ya te haces mayor te das cuenta de ese sacrificio, pero también de que por darlo todo se han negado su propia felicidad y, sin animo de que parezca una crítica, a veces dando un poco menos y siendo mas feliz consigues mostrar lo mejor de Ti y el mensaje llega mejor.

No todo es material, es mejor tener algo menos pero sentir mas su propio gozo y transmitirlo.

Creo que mi generación ha sufrido mucho eso, y a mi me ocurre que tengo la teoría muy clara, que sé que debo cuidarme a mi misma, buscar mi felicidad y autoestima para poder ofrecerla a mi entorno, pero a la hora de la verdad cuando hago algo para mí, aunque sea una pequeñez siempre sufro el remordimiento y tengo que superar el pensamiento de egoísmo que acojo.

Es una parte de mi herencia pero la experiencia me demuestra que es mejor así.

Hoy me enfrento de nuevo a una pequeñez de esas, y aunque ese temor no me permite del todo disfrutar del momento sé que debo hacerlo y me miro ante el espejo para reconocerme.

viernes, 10 de junio de 2016

A veces nos conformamos con aquello que creemos bueno para nosotros y nos esforzamos en estar a la altura de esa circunstancia por creer que no podemos aspirar a más.

A mi me ha pasado en varios ámbitos y también en las relaciones de pareja.

Ya sabéis por lo que veis que soy bastante atípica, pero en lo que no veis también lo soy y eso había condicionado mi deseo a aquello que creía era para mí.

Y después la vida se encarga de hacerte ver que por mucho que te esfuerces en una normalidad forzada no puedes dejar de lado lo que de verdad anhelas.

Y ahí reside el problema, donde encontrar a esa persona que acepte mis rarezas??y a la vez, donde está esa persona que tengas las rarezas que quiero?

Y ahora no sé muy bien como gestionar el sentimiento que me embarga por sentir que se cumple, y en muchas ocasiones, el temor de no ser suficiente para tan bella fortuna.

Me digo a mi misma que no debo dejar que mi experiencia afecte, que el pasado queda atrás y éste es un nuevo lienzo donde expresarme con libertad, donde ser como soy aún a riesgo de resultar excesiva en ocasiones.

Odio recordarme tiempo atrás y cuando se empeñan en mostrármelo miro a mi ahora y aún me sorprende que sea real.

martes, 7 de junio de 2016

Soy bastante trasto, creo que forma parte de mi forma de ser pero también se ha ido convirtiendo durante todo el recorrido de mi vida en un mecanismo de defensa, por un lado ante las inclemencias a las que me enfrentaba y por otro para conseguir lo que deseaba.

Debo decir que era bastante buena en las pillerías porque solían dar resultado y así, poco a poco eran cada vez más frecuentes.

Confieso que siempre he deseado que alguien fuese capaz de destapar ese aspecto de mí, que me desmontasen mis coartadas y me pusiera en mi lugar.

Ahora ya con mucho tiempo a mis espaldas creo que incluso lo hacía muchas veces precisamente para eso, para ser pillada, para que dominaran esa parte de mí, pero como ha tardado muchísimo en llegar, la frustración era elevada, a pesar de que conseguía mis supuestos objetivos pues no obtenía en realidad el que ansiaba...

Si hay algo que estoy aprendiendo, aunque cambiar un arraigado hábito es más que complicado, es a disfrutar de esa paz que me concede desechar la "trapilleria", y a gozar siendo buenina...

Sobretodo sobretodo, cuando mi Señor me dice...buena chica.....

Esas palabras, las caricias con que en ocasiones las acompaña, la mirada de orgullo son un premio inigualable!!!

Seguro que alguna otra trapella puede comprenderme...

lunes, 6 de junio de 2016

Ese "mmmmm" que ahora mismo oigo de mi Señor me lleva sin remedio al deseo irrefrenable y aquí donde me encuentro, rodeada de gente ajena a mi anhelo, me pone aun mas calentuca...

Perdonadme que deje aquí unas breves palabras y pase a la acción pero uuuuuufffff....

Es lo que tiene la rapidez de los posts de este blog, un reflejo de mi día a día, un instante compartido, un suspiro...

A pesar de que mi Señor estuvo a mi lado durante toda la noche tuve un sueño aterrador que me hizo sentir muy lejos de Él y he pasado todo el día con esa amarga sensación instaurada en el estómago y en cada poro de mi piel.

Sé que tan sólo ha sido un sueño, que quizás sólo sea mi propio temor o inseguridad pero también quizás sea un aviso para que le aprecie mucho más, para que no olvide que en esta vida estamos de paso y que nada dura para siempre.

Siempre se lo digo y sé que soy egoísta, pero yo quiero faltar un minutito antes que Él, no quiero ni pensar en su ausencia...

Ese momento no está en mis manos pero muchos otros si, así que sin quitarme esta sensación amarga del todo continúo con mi día a día...

domingo, 5 de junio de 2016

Si hay algo que me resulta terrible e inaceptable para mi pensamiento es la falta de respeto en la pareja.

Sé que dicho así todos estaremos de acuerdo, pero si eso fuese cierto no estaría presenciándolo tantísimas veces y quedándome terriblemente impactada ante esas escenas que una vez y otra se dan ante mi mirada, con una cotidianeidad pasmosa, como si hubiera algo que lo justificara, ya sean las tensiones del día a día, la monotonía, los muchísimos años de relación o las más variopintas excusas.

Me recriminan en incansables ocasiones mi duro carácter, como si fueran incapaces de ver que tan sólo es un reflejo, una respuesta, como la imagen que te devuelve un espejo, pero me hallo en cambio con una dulzura encantadora y sosegada en manos de mi Señor.

Hace tiempo reconocerlo, que no sentirlo, me hubiese costado horrores, pues era desvelar mi interior, pero hoy digo sin temor que este tipo de relación que disfruto es la mejor que puede haber, la mas estable, donde resulta muy sencillo encontrarse cómodo.

No hay luchas absurdas, no hay poderes que demostrar sobre el otro, hay una normas establecidas que facilitan la convivencia, y si en algún momento hubiera una desviación de esos acuerdos hay consecuencias como ambos tienen ya claro.

Hay tantas y tantas cosas que creo se distorsionan siendo todo mucho mas sencillo cuando cada uno es y se acepta, que dejaríamos de lado tensiones innecesarias sobre nosotros mismos y sobre los que comparten nuestra vida.

Me entristece ver esas faltas de respeto, esos desencuentros normalizados y esas luchas que tan sólo alejan.

A la vez, me anima a continuar cuidando esta relación, porque la amo.

Realmente me siguen sorprendiendo los cuidados de mi Señor, el hecho de que esté pendiente de mi en todo momento, aún cuando hasta yo misma me siento agobiante y me mandaría a "cagar a la via".

Así llevo varios días, inmersa en varios temitas que me hacen variar muy poco de preocupaciones y estar prácticamente en todo momento pendiente de ellas.

Como es lógico cuando compartes la vida con alguien lo haces también con sus cosas, buenas y malas, y esta temporada resulta de lo mas cansina y yo también con ella.

Así me siento y en mi intento de no agobiar mas de la cuenta, de dejar espacio y descanso, me alejo porque hasta yo lo haría de mi misma, pero olvido que mi Señor me quiere cerca, desea saber de mi y aunque sé que agradece que esté pendiente de su descanso y sea consciente de mi situación para no sobrecargarle de mas, quiere saber de mi y está muy pendiente.

Sigo sin acostumbrarme a pesar de los años a tener a alguien al lado que siente de ese modo tan real, que se preocupa, que está pendiente no por obligación sino por deseo y que el hecho de no saber de mi no le resulta un alivio sino un motivo de preocupación.

Hoy estoy emocionada, quizás por algo que podría parecer habitual pero que para mi no deja de ser impactante y sobrecogedor...

viernes, 3 de junio de 2016



Siempre he sido malísima, aunque a muchos os sorprenda, para recibir ordenes enmarcadas en un "porque si" o "porque no".

El "porque yo lo digo" me irrita sobremanera y ya después no atiendo a razones.

Soy preguntona de serie, tengo que comprender la lógica, o mejor dicho, mi lógica, para poder actuar y esas ordenes arbitrarias me sacan de quicio y me cierro en banda.

Pensaréis que por eso soy una mala sumisa por definición, pues se nos supone la obediencia ciega, pero yo soy del pensamiento de que esa obediencia en exclusiva a mi Señor responde a una decisión mía y, en realidad, no es arbitraria sino apoyada convenientemente en la confianza ganada día a día.

Sé que sus indicaciones, aunque de inicio no llegue a comprender su magnitud, responden a un bien futuro, es en pos a un mejor entendimiento entre nosotros, y no por un provecho interesado o negativo.

Lo sé, lo sé, hay quien diría que eso no importa, pero partiendo del respeto que todas las opciones me merecen, yo no creo en ello.

Se equivocan totalmente los que tratan de hacerme comulgar con ruedas de molino bajo un "porque si" o "porque no"'...

Obediencia a mi Señor, los demás ya pueden dejármelo todo bien clarito.

jueves, 2 de junio de 2016

Ciertos gestos me llevan directamente a mi Señor, gestos aparentemente cotidianos pero que encienden ese click dentro de mi cabecita y se enciende todo el circuito interno.

En este caso es una mezcla entre anhelo y temor, seguro que los que sintáis la sumisión entendéis perfectamente esa amalgama de sentimientos y como fácilmente mediante esos gestos se activan muchos otros engranajes.

A veces suplico no vislumbrarlos porque es tremendo todo lo que desencadenan en mi y a la vez no dejo de desear que sucedan.

Soy así se extraña pero lo disfruto tanto...

Que me decís?

El deseo se apodera de mi desde bien temprano, desperté mojada después de tener a mi Señor al lado esta noche, sin poder tocarle, sin un leve roce, tan sólo el susurro de su respiración inundando de lascivia mi mente y mi cuerpo.

Ha estado ajeno a todo pero imagino que al despertar lo habrá notado pero las obligaciones nos reclaman y no podemos dedicarnos el uno al otro, quizás mas tarde...o no...

Mientras conservo el deseo y lo disfruto...

miércoles, 1 de junio de 2016



Es lo que tiene que la vida vivida sea real, hay días complicados, que se amontonan los temas pendientes y que nada sale como es deseable.

Hace unos cuantos días que son un poco así, y me parece haber perdido esa dulzura a la que mi Señor hace mención tantas veces.

Prácticamente durante el día no recuerdo ese sosiego que siento cuando soy yo, sin esa obligación de mantener una impostada tensión para que los demás acometan lo que les corresponde, y empiezo a pensar que esta parte menos agradable de mi se va a quedar para siempre y realmente me incomoda.

Necesito esos instantes en que siento mi propia dulzura, encerrarme en mi misma por unos segundos y comprobar que sigue latente...aunque pocos lo sepan.

Seguidores

Visitantes

Con la tecnología de Blogger.

Chateando

Popular Posts

Lecturas