martes, 22 de noviembre de 2016

Hoy día lluvioso y frío en que tenemos mucho que celebrar desconozco cuáles serán Tus deseos mas pienso que no te vendría mal el descanso con un buen servicio que cumpliera con Tu querer y disfrutará con ello, así que, por si lo deseas te dejo la idea que pasa por mi loca cabecita...

Tan sólo di mi nombre y estaré a Tus pies...de mientras...dulces sueños mi Señor!!



miércoles, 16 de noviembre de 2016



Solemos tener la manía de maquillar aquello que queremos decir por temor a resultar demasiado abruptos, por temer que se puedan enfadar con nosotros si la sinceridad llega a secas, pero me pregunto hoy si hay otra forma de decirlo que no sea directamente...

No quiero decir que hayamos de ser maleducados, aunque haya quien entienda la claridad como tal, ni que mostremos acritud en nuestras palabras pero creo que la firmeza al expresarnos no está reñida con la comprensión ante quien la reciba.

Por eso creo que dicen que la verdad duele, porque duele, pero todo lo que sea darle vueltas o no ser suficientemente claros puede significar que el mensaje no llegue convenientemente y pierda toda eficacia.

Yo soy la primera que ante la sinceridad solía pensar un, como se dice en mi tierra, NO CAL, y me quedaba perdida en el dolor de esas palabras que consideraba bruscas de más, pero después de estar al otro lado, de repetirme y repetirme y comprobar que de nada sirve, porque una vez lleva a dos, dos a diez, diez a cincuenta y así, si quisiera, hasta el infinito, acabo teniendo que decirlo claramente si pretendo que surja efecto, aún a riesgo de que se me enfaden.

Confieso que sigue costándome cuando me dicen las cosas por su nombre, a nadie le resulta de agrado oír lo que muchas veces es necesario, pero cansada también de dobleces prefiero aunque duela que me digan la verdad, su verdad.

Puedo estar o no de acuerdo, puedo o no actuar al respecto pero por lo menos tengo claro aquello que opinan y, si es digno de mi confianza, valorar esas palabras como algo que tener en cuenta.

Tengo la sensación de haber perdido mucho tiempo para llegar al mismo sitio en que ahora me encuentro, pero imagino que quise dar la oportunidad que hoy sé absurda.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Cuántas veces habremos dicho que la sumisa necesita de cuidados y que una de las funciones del Amo es precisamente la de cuidar a su sierva. Yo soy la primera que ante cualquier mínimo problema acudo a su refugio, abuso de su confianza y me descargo entre sus brazos.

Resulta muy cómodo saber que cuentas con una persona que en todo momento te escucha, que siempre velará por lo mejor para ti y que siendo importante para Él puedes confiar completamente.

Pero a veces tengo la sensación de que movida por el egoísmo personal no es suficiente la atención que yo le presto y que muchas veces deja de expresarme sus temores, sus preocupaciones y muchas de aquellas cosas que Él necesitaría volcar en mí por no añadir más leña al fuego y aunque mi deseo es conocerlo todo y servirle para todo prima mi bienestar al suyo propio.

Creo que no soy la única que se aprovecha de esta particularidad, de los cuidados que los Amos disfrutan de concedernos pero creo que estos nos llevan en ocasiones a una visión demasiado centrada en nosotras mismas perdiendo una parte esencial de nuestro cometido.

Soy consciente que hay momentos y momentos, que en ocasiones nos vemos inmersos en problemas que ofuscan por completo nuestros días, pero personalmente no quiero que me sirva de excusa para dejar de lado mis obligaciones, esas que hacen que todo por cuanto trabajo tenga sentido.

Tengo la sensación de que últimamente he pecado de ello y a parte de pedir disculpas a mi Señor, que en realidad por si solas de poco sirven, procuraré ser a diario más consciente de ello y no acaparar tanta atención, que al final no me hace ningún bien y dejó mucho de ganar.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Después del también puede haber otro que sea distinto e ir hilando, dejando que todo fluya y nos lleve a otro lugar que aún no tenemos definido para que después venga otro o quizás para quedarnos en ese mismo, como dices Tú... depende...

Que tal éste?

viernes, 11 de noviembre de 2016

Es cierto que quizás tengamos cierto componente masoquista o como me gusta decirlo a mí, somos capaces de sentir placer en ciertas prácticas que pueden suponer algo dolorosas, pero también es cierto que a parte de nuestra resistencia solemos ser, y perdonadme por generalizar de este modo, personas muy sensibles, y quizás por ello vemos y sentimos más de lo habitual.

Esa sensibilidad conocida únicamente por aquellos que nos conocen a fondo y ante los que mostramos nuestra flaqueza suele jugarnos también malas pasadas y, en ocasiones, sentimos la necesidad imperiosa de ser cuidadas, protegidas, diría más bien sobreprotegidas y aunque otros lo verían como debilidad yo lo veo cómo parte de esta entrega, de pertenecer a Alguien y saber que en Sus brazos podemos sentir esa seguridad que fuera de ellos a veces se tambalea.

Yo adoro sentirme pequeñita mientras Él simplemente me muestra su protección...

Hoy es uno de esos días de debilidad interior y deseo profundamente Su cobijo... será o no, y como su sierva acojo con agrado lo que estime oportuno pero éste es mi anhelo...

miércoles, 9 de noviembre de 2016

A veces la espera parece imposible, crees que no podrás superarla, y en cuanto dejas de pensar en ella como algo a superar y la entiendes como algo necesario durante la cual puedes también obtener beneficios ves como el tiempo pasa rápido y, prácticamente sin darte cuenta, tienes ahí aquello que tanto anhelabas.

Como todo creo que es cuestión de descentralizar, dejar de focalizar nuestros esfuerzos en un punto concreto y ampliar nuestra visión para aprovecharnos de su entorno y dejar que ese punto se acerque por si mismo.

La paciencia, indispensable en todo ser, y muchísimos más para sumis@s.

martes, 8 de noviembre de 2016

Hace ya unos cuantos días que no escribo porque aunque son muchas cosas las que siento la mayoría no son aptas para todos los públicos, ni siquiera creo que sea conveniente pensarlas pero es esa realidad a la que ahora me enfrento.

Quizás para evadirme un poco de la realidad o también porque me haría un poquito de falta viene a mi anhelo la entrega de variadas formas y mudo esos indeseables pensamientos por esos otros que me hacen sentir mejor conmigo misma.

Dejaré hoy aquí una imagen que me ha transportado a uno de esos instantes, dulce en apariencia pero perversa en su interior...mmmmmmm...lo deseas mi Señor?




martes, 1 de noviembre de 2016

A veces quisiera ser distinta, ser capaz de mirar hacia otro lado, de dejar de luchar por aquello que creo y aceptar lo que viene impuesto aunque no lo crea justo.

A veces quisiera olvidar quien soy y que siento para dejarme llevar por la corriente, dejar de sentir y simplemente que el curso me lleve como veo a muchos pasar.

Quisiera poder decir sí cuando así lo dicen y no cuando sea lo contrario, que el tiempo pase y poco a poco me haga olvidar de mi misma, de esa locura mía que me enfrenta a batallas que jamás podría ganar.

Me gustaría dejar de ver esos monstruos que portamos en nuestro interior, esas otras caras que no se muestran pero que sin querer alimentamos, pues quien se encuentra al margen parece más a salvo.

A veces quisiera recuperar el tiempo perdido en guerras que tan sólo mis heridas recuerdan, y el mundo aplica inmensos esfuerzos por borrar unas huellas como si no hubieran existido.

Y en todo ese caos de luchas con pocos logros recuerdo que fui yo la elegida, que quizás todas esas luchas con sus batallas perdidas, esta mirada sangrante que no olvida, esa incansable búsqueda de mi misma, ese caminar errante que no cesa y todas esas perdidas del camino son, precisamente, lo que me hace serlo.

Y me niego a retroceder lo sufrido, y me niego a portar más peso sobre mis espaldas, pues en el último aliento en este estúpido mundo quiero poder decir que fui fiel a mi esencia, aunque pocos la entendieran, aunque todos la negaran, y quiero morir desgastada por mis luchas aunque sólo gane media.

A veces quiera dejar de ser quien soy pero de inmediato recuerdo que soy precisamente quien quiero ser.

Seguidores

Visitantes

Con la tecnología de Blogger.

Chateando

Popular Posts

Lecturas