viernes, 30 de septiembre de 2016

martes, 27 de septiembre de 2016

Entre las dudas como cambiantes mareas
navego descuidando el timón que nadie guía,
pues son mis fuerzas para sujetarme
al primer cabo que tenga a mano,
con la vista nublada de lágrimas
por la impotencia de capitanes negados.

Olvidarme de las prisas y los reclamos
de las tareas que de nada sirven
cuando no hay nadie para apreciarlas,
siendo abocadas así al desprecio 
de quien las ejerce y las recibe.

Quizás en la quietud vuelva a encontrarme,
a la espera le reclamaré los versos perdidos
y esa ansía que ver en Ti anhelo,
cuando mi cuerpo ante Ti está desnudo.

Quiero privarme de mis deseos
y poder sentir así mi entrega
cuando el frío y calor en mi se unen
ante la incertidumbre de Tu mirada.

Y es así como afronto mis días,
miradas perdidas de desdén y prejuicios
fuera de la morada que me cobija,
y al regresar entre Tus brazos
es en Ti donde mis ansías se esfuman.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Aprovecho esa ausencia para descansar, o esa era, a priori, la única intención, pero debo confesar que la soledad a parte del descanso me está llevando al recuerdo, a repasar sin saber muy bien porque esas sensaciones que intuía pero que no he podido experimentar hasta que mi sumisión fue real, no tan solo una esencia guardada en secreto, sino que mi Señor me dió la oportunidad a pesar de ser, o así lo creo, el mayor desastrote de la galaxia, pero con tanto por darle que mi sumisión fue, es, real. 

Me emociono yo solita aquí, derramo lágrimas prohibidas porque las sensaciones no se contienen y pienso en mi Señor que hoy disfruta de su tiempo ajeno a mis incontrolables emociones.

Mi ansia está presente, no puedo negarlo, y disfruto sabiendo de mi entrega, mi impaciencia me lleva a viajar a esos instantes en que fue duramente castigada, y aprendí que ella solo es muestra de mi ambicioso deseo pero que debe ser convenientemente contenido para que mi cesión no fuese solo por ansias volcadas, sino consciente y cconvencida.

Me da por pensar en la suerte que he tenido, en lo que he tenido que sacrificar por conseguir ser yo misma y en el rechazo que, aun hoy, debo enfrentar, mostrandome segura de mis pasos, dejando claro que este es mi camino y tratando de disfrutar porque creo que es la única forma de que quien está conmigo lo haga también.

Sé que a través de estas palabras no seré capaz de llegar a emocionar porque precisaamente cuanto mas lo siento menos soy capaz de mostrar, me encierro en mi caparazoncito y egoistamente me lo quedo todo para mi...

Trato de volcar aquí un poquito porque no se si lo soportaré o la acabaré liando parda con todo esto cuanto tengo por dar...suerte que no está aqui hoy mi Señor porque quizás hoy Él tampoco podría contenerse y....uuuuuffff....mejor guardo silencio y le espero abrigada por cuanto me hace sentir.


miércoles, 21 de septiembre de 2016



A veces un quizás se convierte en un sueño, de inicio inalcanzable, pura fantasía para nuestro pensamiento, y ese quizás se aproxima cuando no desfallecemos en conseguir ese sueño. Un sueño real que crees no estar viviendo pero de todos modos te lanzas porque nada tienes que perder. Nuevos quizás aparecen en el camino y con ellos proyecciones de sueños por cumplir. 

No hace mucho que uno de ellos es real, o... ¿quizás aun esté soñando?...

Sea como sea no dejaré de disfrutarlo porque tiene cabida perfectamente en mi locura y aunque ojos ajenos se estremezcan por la incomprensión y el temor que sé infundado, es mucho lo que esperé a este quizás que asomó por casualidad.

Puede que sea ambiciosa de más o que necesite de esos sueños para dar el siguiente paso, aunque si me preguntáis cual es el que ahora albergo tampoco podría definirlo con claridad porque una nebulosa tapa mis metas, haciendo que de ese modo no toda mi atención se centre perdiendo el instante que me rodea pues deseo ir en su busca sin olvidar este ahora que no deja de ser mi quizás presente.

Pinceladas asoman, toman forma como una historia que se cuenta a nuestros niños, como una fantasía revelada antes de tiempo convirtiéndose en momentos de risa, en ilusiones por cumplir que se acercan sin fecha definida, pero están, parece que sean otras locuras mías, como tantas otras que en la lejanía lo parecían y hoy las gozo.

A pesar de la noche en vela es un día especial, no porque en realidad pase nada sino porque uno de esos quizás con los que fantaseo y me ilusiono, tomándomelo a veces a guasa y otros diciéndome un  "¿y porque no?, quien sabe...", se hace presente de algún modo y me hace ver que fueron otras las fantasías que hoy dejaron de serlo y que no puedo perder esa ilusión por conseguirlo, manteniendo viva la llama de la esperanza pero con ese sentido común que hace que no pierda de vista que un quizás no puede hacer sombra a todo cuanto es real.

Debo parecer muy críptica de nuevo en mi exposición, imagino caras de extrañeza o incluso de desdén pero también sé que con sólo el título, sin leer ninguna de estas desordenadas ideas ya habrá Alguien que sabrá a la perfección a lo que me refiero, no por el hecho en concreto sino por todo cuanto representa.

Lo mejor de mis quizás, de esas pequeñas tonterietas que día a día dan forma al sueño, es que son compartidas, y no hay nada mejor que encontrar un compañero de viaje que comprenda que me mueve y como hacerme disfrutar de cada etapa, para que no perdamos nada, y si llegamos...pues seguro que mas allá nos espera otro quizás, y sino, como suele decirse....que nos quiten lo bailao!


Feliz día! y...a por Mateín!

martes, 20 de septiembre de 2016

Es innegable mi deseo y necesidad de sentirme atada por mi Señor, que no por cualquier desalmado que se crea con derecho de gobernar mi cuerpo, en el sentido más estricto de la palabra y en ese otro más mental que me hace sentir unida, que me condiciona a Sus querencias y hace que mis anhelos sean reflejo de los Suyos.

Hoy he amanecido como si anoche me hubiera dejado durmiendo con mi collar, ese que es un poquito más ancho, lo suficiente para que con el paso de las horas se cree cierta incomodidad sin llegar a ser doloroso, y al pronto despertar la cadena hubiese mostrado que Él estaba justo al otro extremo, tensando para llevar mis labios junto a los Suyos en un beso de buenos días, cargados de emoción, con gran dominio y pasión.

Ya han pasado unas cuantas horas y sigo con esa sensación de posesión y esas tremendas ansias de que mire directamente a mis ojos y lea mi entrega.

Ojalá dure todo el día y nada ni nadie difumine esta emoción...

lunes, 19 de septiembre de 2016



Sigo igual o peor y creo que quizás hoy la excusa no sea mi temperatura corporal anormal sino mi necesidad de aislarme del dolor cercano, de las tensiones que se palpan en el ambiente y los miedos callados que por el mal augurio se evita hasta de pensamiento.

Necesito esa evasión que otorga el placer, ese sentimiento de compartir mi cuerpo y disfrutarlo con quien sabe todo de mi...

Aquí lo dejo... aquí me refugio...

domingo, 18 de septiembre de 2016

"Cuando olvidas lo que deseas es cuando encuentras lo que buscas..."

(de la película Deseo peligroso)

Siempre que las décimas de más acompañan mi cuerpo siento también el calor en mi sexo, y parece que todo me lleva a sumergirme en la lujuria y nada mejor que la fantasía de estar en las manos de mi Señor....

No sé lo que hoy deseará mi Señor pero no creo que la idea le disguste, aunque...veremos a ver...

A disfrutar del domingo!!!!

miércoles, 14 de septiembre de 2016



Ahora mismo, en este momento, quisiera encerrarme en la habitación, poner música de esa que a Ti tanto te gusta, cerrar mis ojos y dejar que mi mente viaje hasta Ti.

Sé que estás ocupado en tus quehaceres, que ni siquiera podrías darte cuenta de que estoy ahí contigo pero también sé que en cualquier instante yo también vendré a tu mente y, entonces, en ese segundo en que nuestros pensamientos se encuentren podré sentirlo, porque un escalofrío recorre mi cuerpo cuando ocurre y ese zarandeo sacude fuera todo lo que me rodea, me olvidó de aquello que me hace daño y sé que estoy a salvo.

Hay quien no comprende este momento que estoy viviendo, son capaces de darme lecciones de aquello que debería hacer, de cómo debería tomarme las cosas o, incluso, de todo lo que no debo hacer, y me canso de repetir que esa teoría ya me la sé, que llevo toda mi vida luchando contra ello pero que en nada se parece a un papel escrito, y que cuando estos sentimientos vuelven a ti de nuevo súplicas poderlo dejar atrás, pero no es posible, viene una y otra vez, en cualquier instante se presenta, te recuerda de que estás hecha, quién eres y porque sientes lo que sientes.

Sigo con todo aquello que debo hacer, aquí, ahora, enfrentándome al miedo pero a la vez, hay muchos hábitos que se ven alterados, son pequeñas cosas imperceptibles para los demás pero que suponen una gran carga y al mismo tiempo no puedo dejar de hacerlo porque sé que el mal podría ser peor, y sigo, y continuo, hora tras hora, día tras día , y siguen preguntando que me ocurre y siguen sin entender lo que ocupa mi pensamiento y ni siquiera yo soy capaz de describirlo. Sólo en sueños se presenta real , sólo mientras duermo me hallo indefensa y los fantasmas me recogen y me llevan a todo aquello que me quieren mostrar. No tengo muy claro si es para decirme que vigile o si es simplemente para volver a mostrarme el pasado dónde ya no tengo nada, donde jamás quiero volver.

Y es así como después de una larga jornada mi deseo se centra en Ti y no como una huida de aquello que me asusta sino porque sé que eres el único que conoces mi verdad, que eres el único que has visto como me afecta y juntos lo enfrentamos una y otra vez y por eso, sé que en esos pequeños instantes en que me encuentro contigo no me juzgas, sólo abrazas mi cuerpo, meces mi mente y me permite reconfortarme por unos instantes.

Aquí no hay nada más que Tú , que yo, mi Señor y su sierva, y en mi pensamiento sólo está la idea de complacerte, de ser yo misma, sabiendo que nada puede ocupar mi mente porque la necesito toda para Ti y así es cómo me libero, y por eso diré que hoy no, que permitan ese sueño interno qué contigo sí es posible.

Por favor, mi Señor, abrázame fuerte, no dejes que me escape, no dejes que me pierda, déjame esta noche ser Tuya como todas esas noches en las que se hizo realidad, en que fui sólo para Ti.

domingo, 11 de septiembre de 2016


Creo que todos hacemos las cosas con un objetivo en nuestra mente, y eso es imprescindible porque nos ayudan a mantenernos firmes en nuestro quehacer frente a las dificultades, pero pienso que esas metas deben ser únicamente personales, no podemos hacer las cosas esperando que los demás cumplan nuestras pretensiones, y menos cuando éstas no han sido expuestas con claridad de antemano, para que todos aquellos implicados sepan a que se exponen.

Demasiadas veces descubres la frustración en aquellos que nos rodean mientras se lamentan diciendo "no es lo que esperaba" "yo creía..." "yo pensaba..." y entre esos reniegos te asombras al atisbar un papel importante en esa escena a la que nadie te había invitado pero en la que se asumía.

Quizás esté atravesando un momento concreto en el que todos los subterfugios me escaman y esté más suspicaz y desconfiada que en otros momentos de mi vida, pero ya son demasiadas las veces en las que me he sentido embaucada y no me apetece en absoluto verme obligada a cumplir anhelos inciertos.

Todos podemos tener deseos e intenciones, sean más o menos extrañas, todos podemos querer hacer realidad nuestras propias fantasías, pero si son a costa de los demás deberíamos ser claros de inicio y así la posibilidad de encontrar a quien desee lo mismo que nosotros sería mas sencillo. De este modo se reducen considerablemente las ilusiones vanas y, con las cartas en la mesa, el juego es limpio.

De todos modos, creo que lo mejor es no tener pretensiones elevadas, hacer las cosas por nuestra satisfacción personal, disfrutando de las cosas pequeñas que componen un gran día, y dejarnos sorprender de esas agradables sorpresas que nos trae de vez en cuando la vida mientras luchamos por esas otras que nos dificultan nuestros pasos.

No me alargaré más pues creo que ya puse demasiado rollo pero como tampoco tengo pretensión ninguna a parte de dejar por escrito mi pensamiento aquí queda...

Que tengáis feliz velada.


sábado, 10 de septiembre de 2016

Permanezco con la mirada expectante mientras confío que Tu mano me acaricie, que digas con voz orgullosa esas palabras que toda sierva desea escuchar de quien guía sus pasos y te sientas reconfortado al tenerme ahí, junto a Ti, anhelante, ilusionada por esperar aunque sea el más mínimo gesto Tuyo.

Como adoro llevar Tu collar, sentirme asida a Tu mano y no saber que ocurrirá pero confiar en que será bueno, muy bueno...

Se acerca el momento de aquello que espero y no sé de que se trata...

viernes, 9 de septiembre de 2016

Imagino que habrá quien no le mueva en absoluto la imagen que a continuación comparto, pero para mi resulta completamente hipnótica. Me atrae la sencillez y el gran juego que da, en este caso, el espejo convenientemente ubicado.

De igual manera, las formas voluptuosas de tan entregada chica y la confianza y el disfrute de tan complacido chico hacen que el gif me resulte muy apetecible y la acostumbrada repetición de este tipo de imágenes no me resulte para nada tediosa.

Así que, como soy una buena chica, seré generosa y la compartiré para el disfrute de aquellos que posean la misma mirada.

Feliz viernes!

jueves, 8 de septiembre de 2016

Uno de esos días en que el deseo supera a los temores, en que fingir normalidad resulta mas complicado por el rubor marcado en mis mejillas y por esa sonrisa picara que se escapa de entre mis labios.

No será posible pero...¿Porque no dejar que fluya el deseo?...sin duda Alguien sabrá sacarle provecho...mmmmmm

martes, 6 de septiembre de 2016

Son días extraños, de esos que quisiera no hubieran llegado, pero ocurren y deben ser afrontados, aunque aun estoy decidiendo la manera de hacerlo.

En ocasiones pienso que lo mejor es enfrentarme directamente a mis emociones y plantarles cara pero después creo que sólo el tiempo y la rutina me darán de nuevo la ansiada serenidad y en eso estoy.

Cuando algo no tiene solución no se cómo se soluciona y pensar en ello sólo me introduce en una espiral de sensaciones en la que se resiente mi mente y parece que también mi cuerpo.

Es curioso cómo físicamente reaccionamos a las emociones, cuando en principio nada tiene que ver y sientes flaquear el cuerpo ante ellas, convirtiéndose no sólo en un malestar psicológico sino también físico.

Creo que el truco, en este caso, reside en continuar, en no escucharme y enfrascarme en cada momento en aquello que debo hacer para que mis quehaceres consuman mis temores.

Quizás sea huir pero una huida hacia delante porque lo que dejo atrás es demasiada carga para portarla, así que un paso tras otro me llevaran a permanecer en esa senda en la que ya hace tiempo pencontré mi paz y en la que, hallo mi seguridad para hacer frente, de un modo u otro, a lo indeseable de esta montaña rusa que es la vida.

Mantengo en mente mis pilares y no le permito a mi cuerpo rendirse por mucho que insista en mostrarme sus flaquezas, porque sé que son un punto de entrada para aquello que trata de invadirme.

Aquí estamos, en mi vista puesto aquello que gozo y tratando de dejar partes de mi atrás...

Seguidores

Visitantes

Con la tecnología de Blogger.

Chateando

Popular Posts

Lecturas