Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Cuando las miradas se cruzan

Puede que estemos rodeados de gente, que el ruido en ocasiones resulte insoportable y la carga mayor de la que debamos.
Puede que nos presenten más contras que aquellos pros en los que creemos, y se esfuercen en abrirnos unos ojos que de par en par ya nos ofrecemos.
Puede que crean, que piensen,  que imaginen,  o incluso que teman, todo según el color de sus ojos.
Pero yo, entre todo ese barullo, ese ir y venir sin sentido, esos incómodos silencios; entre ese despliegue innecesario yo recuerdo la primera vez que te sentí, tantas y tantas veces como a Ti me uní.
Siento en mi piel Tus amores, las horas y horas compartidas, las caricias que me enloquecen, el deseo, la pasión, la complicidad, y la magia que nadie comprende porque nadie más la tiene.
Todo aquello que me presentan, carece de valor ante la evidencia, y es que cuando las miradas se cruzan hay que saber comprenderlas, y veo en la Tuya el deseo de poseer cuanto yo tengo, y en la mía te ofrezco el anhelo de amarte complaciente …

Entradas más recientes

Constancia y paciencia...

Cuestiones irresolubles

En el baúl de los recuerdos...

Palabras renacientes

Ofensa en vano

Para esto no hay espera...

¿Atípica navidad?

Blanco y rojo

¿si?...pues vale!

7 en la ciudad