viernes, 5 de mayo de 2017


La fuerza a través de un gesto debilita mi ansia,
la mirada que intuyo encendida prende mi ánimo
y entre el ensordecedor palpito de mi pecho
tan sólo es Tu voz la que me habla.

Nada me dices, todo lo pides,
aunque sabes que ya lo posees
recuerdas el lugar que ocupamos,
con la calmosa firmeza de la confianza
y con la ilusión serpenteante de otro inicio.

Desconecto del tiempo que no se detiene
y me concedo el calor que mi cuerpo desprende
creando un lenguaje que hilado se teje
con la esperanza de la muda incerteza.

La fuerza de un gesto que debilita mi ansia,
el palpito sinuoso que tiembla en Tus manos,
el silencio que esconde deseos a gritos,
llenando la estancia de nuevas historias.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Seguidores

Visitantes

Con la tecnología de Blogger.

Chateando

Popular Posts

Lecturas