viernes, 17 de marzo de 2017


Hablamos de amor, Muchas veces preguntamos y nos preguntamos si estamos enamorados, y usamos frases hechas en esa incansable búsqueda para convencernos de que lo estamos o de que no. Algunos tenemos miedo de enamorarnos, no por el hecho en si mismo sino por el temor al fracaso, y otros en cambio, pretendemos vivir eternamente en el enamoramiento sintiendo que todo lo demás carece de esa fuerza arrolladora.

Y yo digo...¿el amor es estar enamorado?...creo que justamente el amor viene después, justo cuando esa luz cegadora inicial pasa y nos permite ver la verdad de esa persona, como se suele decir, sus luces y sus sombras y precisamente esas, tanto unas como otras están dimensionadas y comprendes que todas forman parte irremediablemente de esa persona, por sus características innatas y por todas aquellas que las vivencias le han concedido.

Buscamos sentirnos amados y en ese reclamo en ocasiones perdemos ese amor porque el amor se recibe cuando se entrega, cuando se cede en favor del otro, cuando nos olvidamos de esos reclamos para concedérselos al otro. No hablo de grandes cosas, no es necesario pensar en grandes sacrificios porque casi nunca nos vemos obligados a ellos, sino que son minucias, encadenadas, una tras otra que dan forma al amor.

Uno al otro, uno para el otro y así ambos damos y recibimos, sintiendo...amor.

Sí, amor, esa palabra tan prostituida por muchos que hace que otros huyan de ella.

Precisamente por todo lo anterior me sabe tan mal cuando en este mundo apasionante de la D/s dejamos fuera el amor, creyendo que no tiene cabida. Quien sienta que el amor aquí no es posible es porque no se está haciendo de la manera adecuada para sentirlo.

El amor no es obligatorio pero no es imposible...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Seguidores

Visitantes

Con la tecnología de Blogger.

Chateando

Popular Posts

Lecturas