domingo, 29 de enero de 2017




Días en los que me he sentido muy atada de una forma negativa, y no he parado de buscar la negatividad que justificaba el estado en que me encontraba, perdiendo incluso aquella buena práctica de primera hora de la mañana de repasar mentalmente todo lo bueno que tengo en mi vida mientras respiro profundamente en esas horas en las que aun no hay claridad que ilumine mi camino.

Así sin apenas darme cuenta esa oscuridad se apoderó de mí, perdiendo la mirada que siempre me ha caracterizado, quizás porque a mi alrededor veía aquello en lo que no quería convertirme y de tanto mirarlo he acabado siendo reflejo precisamente de ello.

Una de mis fortunas es contar con alguien a mi lado que, aunque duela, me dice la verdad y anunció con firmeza que esta actitud me llevaba directamente al desastre, y así zarandeada por aquello que creía una certeza que me daba permiso a la negra visión de mis días y esa otra visión que veía ahora en claro, tuve que salir de ese pesar para darme cuenta de nuevo que yo sola me estaba atando dando vueltas sobre mi misma para acabar inmóvil en el mismo sitio del que trataba de huir.

Estoy volviendo a construir, a pasear con la cabeza alta, viendo hacia afuera en vez de mirarme el ombligo y mi entorno vuelve a hablarme, vuelvo a sentir que a pesar de que la negatividad debe seguir instaurada a mi alrededor porque no eran invenciones mías, también sigue estando todo lo demás que estaba hipotecando.

He dado pequeños pasitos de nuevo, me he arriesgado, he dejado de lado la perfección ansiada por el sentimiento y he sonreído con pequeños instantes olvidándome de quien estaba presente.

Es como si me hubiese quitado un montón de quilos de encima y vuelvo a tener muchas ganas de vivir, de compartirme y que el único hilo rojo que me ate sea el que me une a mi Señor, para que vuelva a ver en mi mirada la luz que siempre anhela.

Pido disculpas a todos aquellos que se han preocupado por mi oscuridad y la han sufrido, sobretodo a mi Señor que sé que se ha visto directamente afectado y ha tenido que mostrar Su firmeza para hacerme ver el mal camino.

Que paséis feliz noche.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Seguidores

Visitantes

Con la tecnología de Blogger.

Chateando

Popular Posts

Lecturas