lunes, 20 de marzo de 2017



Loca pueden llamarme por buscarte en cada instante,
por la entrega que a tus ojos puede parecer​ ausente,
por la renuncia que apenas se comprende
nacida del ansia que de mi puede apoderarse,
y que en Tu presencia pudo contenerse.

Juicios y testigos de experiencias caducas,
valores insignificantes con la rúbrica del pasado,
mudas las palabras de labios quebradizos
aflorando sin razones de encarceladas mentes.

Nadie puede negarme que éste sea mi sino,
nada puede ofrecerme tan descuidado destino
pues en mil instantes de afanosa búsqueda,
en atípicas sendas de escondidos secretos
lo encontré al mirarte cuando otros te negaban.

Dime entonces, mi dulce tormento,
¿porque nada me sacia?¿porque siempre te busco?...

domingo, 19 de marzo de 2017


Cuando muda ocupo mi posición, a Tus pies, 
mientras siento mi corazón salirse del pecho, 
queriendo alcanzarte a través de mi mirada
sé que estás esperándome, me quieres toda,
me pides, me exiges, me amas...

Dime que soy tuya, que vas a domarme
llámame por mi nombre como sólo Tu haces,
ese nombre que ante Ti me convierte
mientras nadie más lo comprende

Acaricia mi piel deseosa de Ti,
azótame pidiéndome que te lo dé,
vuelve a acariciarme, a azotarme
y a combinar la entrega y la pasión.

Quiero darte mi dolor y mi placer
hacerte sentir a través de lo que hay en mí, 
y poder inspirarte para dibujarnos 
unidos en miles de escenas.

Dime que soy tuya, que vas a domarme
llámame por mi nombre como sólo Tu haces,
ese nombre que ante Ti me convierte
mientras nadie más lo comprende.









viernes, 17 de marzo de 2017


Hablamos de amor, Muchas veces preguntamos y nos preguntamos si estamos enamorados, y usamos frases hechas en esa incansable búsqueda para convencernos de que lo estamos o de que no. Algunos tenemos miedo de enamorarnos, no por el hecho en si mismo sino por el temor al fracaso, y otros en cambio, pretendemos vivir eternamente en el enamoramiento sintiendo que todo lo demás carece de esa fuerza arrolladora.

Y yo digo...¿el amor es estar enamorado?...creo que justamente el amor viene después, justo cuando esa luz cegadora inicial pasa y nos permite ver la verdad de esa persona, como se suele decir, sus luces y sus sombras y precisamente esas, tanto unas como otras están dimensionadas y comprendes que todas forman parte irremediablemente de esa persona, por sus características innatas y por todas aquellas que las vivencias le han concedido.

Buscamos sentirnos amados y en ese reclamo en ocasiones perdemos ese amor porque el amor se recibe cuando se entrega, cuando se cede en favor del otro, cuando nos olvidamos de esos reclamos para concedérselos al otro. No hablo de grandes cosas, no es necesario pensar en grandes sacrificios porque casi nunca nos vemos obligados a ellos, sino que son minucias, encadenadas, una tras otra que dan forma al amor.

Uno al otro, uno para el otro y así ambos damos y recibimos, sintiendo...amor.

Sí, amor, esa palabra tan prostituida por muchos que hace que otros huyan de ella.

Precisamente por todo lo anterior me sabe tan mal cuando en este mundo apasionante de la D/s dejamos fuera el amor, creyendo que no tiene cabida. Quien sienta que el amor aquí no es posible es porque no se está haciendo de la manera adecuada para sentirlo.

El amor no es obligatorio pero no es imposible...

jueves, 16 de marzo de 2017



Cuando sientas que algo te aprieta,
cuando no comprendas lo que ocurre
y Tu mirada se pierda entre en bullicio
sintiendo que ese no es tu lugar.

Cuando el tiempo se consuma entre Tus dedos
y la exigencia desmedida no tengas fin
poniendo a prueba Tu límite 
recordándote que a todo no llegas.

Cuando no valoren Tus esfuerzos
y los hagan todos Tuyos con embudo,
dándote la espalda con desdén
con esas sonrisas mudas que ensordecen.

Cuando todos esos terribles cuandos te alcancen
recuérdame cerca de Ti, 
barriendo las sobras de otros
para construir nuestro cobijo.

Mira como mis ojos te hablan
como mis manos te sienten,
como mi respiración se acompasa
y como el deseo nos vence.

De nada servirán estas letras,
pobres palabras en fondo blanco,
y aunque quisiera poder ayudarte
en todo cuanto tienes pendiente 
te ofrezco una vez más cuanto tengo,
aunque ya sea Tuyo, tómalo...

Construye conmigo,
por poco que sea contigo lo es todo.



sábado, 4 de marzo de 2017



Quiero amarte
como ama el viento
en primavera.

jueves, 2 de marzo de 2017


A veces, el posponer una idea, puede ampliar los efectos que ésta tiene sobre nosotros, y cuando se desea de verdad no sólo no se abandona la lucha por conseguirlo sino que se acrecienta, haciendo que cada día al despertar venga a nuestra mente por unos segundos y sintamos esa esperanza que da tener un motivo por el que continuar, y así en muchos instantes durante el día.

Yo tengo varios de estos, llamadme soñadora si queréis, pero a parte de tener ilusiones pequeñas pero no menos importantes en mi día a día, tengo algunas metas a largo plazo

No sé si al final podrán cumplirse porque la vida suele ser muy caprichosa pero ¿porque negarmelo?...si ocurre mi sonrisa será digna de ser recordada y me sentiré muy feliz por haberlo conseguido después de mi esfuerzo y mi paciencia y sino pues...que me quiten lo bailao...no sabéis cuanto estoy disfrutando cada día¡'¡ diseñando mis sueños, viéndolo cada día un poquito mas cerca, aunque en realidad no tenga una fecha definida, tampoco importa aún...

Sólo espero poder ser capaz de transmitir a quien comparte la vida conmigo esa ilusión de diseñar día a día esos sueños y que desee hacerlos Suyos, mientras hace los suyos míos, para que sean....nuestros.

jueves, 23 de febrero de 2017











miércoles, 22 de febrero de 2017



Si algo tenemos en común las personas es que cuando creemos que nos salimos de la normalidad todos nos asustamos y empezamos a pensar que aquello que nos sucede es anormal, si estaremos locos, si necesitaremos algún tipo de tratamiento, y sin saber muy bien que nos ocurre lo ocultamos, a veces incluso, durante mucho tiempo.

Creemos que si dejamos pasar ese tiempo al final esa tontería se nos pasará, pero si realmente es algo que forma parte de nosotros volverá y volverá, y nunca podremos obviarlo del todo.

Cuando te das cuenta de que ese querer es recurrente sueles empezar por buscar, y por suerte hoy con internet esa labor es muy sencilla, y a deshojar entre todo ese batiburrillo de diferentes opciones aquella que se asemeja más a la nuestra.

Ves que no eres el único, que hay quien como tú lo siente, incluso parece vivirlo y disfrutarlo y poco a poco el miedo deja lugar a la curiosidad y aceptación.

Algo similar nos ocurre a las sumisas cuando experimentamos esas primeras veces el fallo a quien nos guía.

Pienso que deberemos ser conscientes de que siempre existirá ese amargor en la boca del estómago que nos clama saciarlo y esa recurrente idea de resarcirlo.

Temes el correctivo, no quieres que sea impuesto pero a la vez sabes que es el único medio para que esa sensación pase pronto y olvidar esa quemazón.

No pasa nada, es normal, tenemos un estrecho vínculo, es imprescindible para nosotros saber que nuestro Dueño se siente orgulloso y conocemos que nuestros actos siempre tienen consecuencias, en un sentido u en otro.

Pedirlo? Hacer como si nada?...Creo, personalmente, que la solución​
correcta es sólo una, la sinceridad. Hablad con Él, expresad esa sensación y, sea cual sea su respuesta, aceptad y obedeced.

No hay nada que esté bien o mal, sólo Él sabe cómo y donde quiere llevarnos, si en ese momento necesitamos un correctivo, continuar sintiendo la quemazón como aprendizaje o adquirir el compromiso de reconducirnos y continuar.

Sé que asusta, esa incertidumbre, precisamente en el momento en que no estamos orgullosos, es algo complicada de gestionar, pero sobretodo pensad que no estamos solos, que tenemos la fortuna de que alguien nos guía y esa responsabilidad compartida quita mucho peso a nuestros hombros, y por el contrario, Ellos la cargan, por eso digo que es imprescindible que conozcan esa necesidad incipiente de la parte sumisa.

Tranquilos, no pasa nada....

martes, 21 de febrero de 2017



Lo que no comprendemos no lo poseemos.

Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.

lunes, 20 de febrero de 2017



En este mundo en el que estoy inmersa por propia voluntad se nos presume cierta humillación a la parte sumisa y cierto poder de manipulación a los Dominantes, y se confunde en demasiadas ocasiones con el maltrato, pretendiendo degradar este tipo de relación.

No dejará de haber, por supuesto, gente que inmersa de forma engañosa en este mundo aproveche esa cierta ventaja que puede conferirse al Dominante para ocultar sus verdaderas intenciones pudiendo hacer mucho mucho daño a quien se cruce por sus manos, pero estoy convencida de que éste es un hecho minoritario y que la gran mayoría de los que estamos, dejando de lado a pajilleros de uso temporal, estamos porque disfrutando compartiéndolo con quien se complementa con nosotros y, como es muy importante para nosotros, lo cuidamos con esmero en todos los sentidos para que nos dure mucho mucho mucho tiempo.

Hablo por mi cuando digo que yo jamás me había sentido tan cuidada siendo yo misma, sin temor a mostrarme como soy, sin juicios ni intenciones ocultas que tratan de llevarme a un terreno que no es el mío, pues desde el mismísimo instante inicial sabía perfectamente a donde se me quería llevar, y que debería yo dar a cambio, y sí, firmé, firmé porque sentía que este era mi lugar, y nadie tiene que salvarme porque ésta es mi salvación, por fin todo cuadraba, era el momento de dejar el temor atrás y empezar a vivir como yo lo entiendo.

El maltrato nada tiene que ver con el buen uso de la D/s, y me atrevo a afirmar que maltrato es todo aquello que nos obligue por cualquier medio, por muy cándido e inocente que parezca, a dejar de ser o actuar como lo haríamos en pos de algo a lo que nos vemos obligados, y no hablo aquí de responsabilidades que todos las tenemos y ante las que tenemos que responder, sino ante esos montones y montones de situaciones absurdas que se nos condiciona, se nos obliga y se nos somete, una y otra vez.

No hace tanto tiempo yo era una persona mucho mas confiada, entendía que si algo era bueno para mi todo el mundo debería verlo así porque es algo que se nota, pero las personas no somos así de simples, tenemos nuestros propios intereses y somos capaces de obviar la felicidad de los demás, o ni siquiera querer verla, siempre que vaya en contra de nuestro propio beneficio, así que, visto y asumido (es lo que tiene el cumplir años), aunque me duela un poquito este tonto corazoncito que tengo, no dudaré en dejar fuera de mi vida a todo aquello o aquellos que traten de arrastrarme para ver cumplidos sus anhelos sin tener en cuenta los míos o, incluso, mis necesidades.

Todo se resume a tratar de vivir estos 4 días de vida que se nos conceden de acuerdo a nosotros mismos, de luchar por aquello que amamos e intentar, por todos los medios, de no dañar a los demás de forma gratuita, aunque no olvidemos que durante el camino de nuestro propio bienestar habrá quien no quiera acompañarnos y tome otros rumbos o, quien se empeñe en arrastrarnos debiendo de cortar por lo sano.

Sé como se siente esto, pero también sé como se paga por estar cediendo olvidándose de uno mismo por agradar o complacer porque es un circulo vicioso del que jamás se sale.

Animo y a luchar por nosotros mismos, que eso no es egoísmo, es nuestro deber por respeto a nosotros mismos!

sábado, 18 de febrero de 2017


Quizás todos lo buscamos, ¿será así nuestra esencia?,
y en cambio nos negamos que así lo deseamos
pero es bien cierto que cuando lo encontramos,
aunque renunciemos a asumirlo jamás ya a sentirlo.

Nada cambiará aunque te distraigas ocupando el tiempo,
no podrás retroceder ni olvidar lo que ahora sabes,
pero de nada sirve culpar a la desdicha 
cuando fueron tus manos las que soltaron tal dicha.

Fuerte en nuestras entrañas se instala,
el sueño nos roba y nos lo regala
haciendo de la noche el día y del día la noche,
pues no importa el paso de las horas
cuando asoma el ruido de su silencio.

No lo acalles, deja que te invada y te llene,
olvida el temor de lo conocido y las escusas banales
y dime...¿que es lo quieres de verdad?

domingo, 29 de enero de 2017




Días en los que me he sentido muy atada de una forma negativa, y no he parado de buscar la negatividad que justificaba el estado en que me encontraba, perdiendo incluso aquella buena práctica de primera hora de la mañana de repasar mentalmente todo lo bueno que tengo en mi vida mientras respiro profundamente en esas horas en las que aun no hay claridad que ilumine mi camino.

Así sin apenas darme cuenta esa oscuridad se apoderó de mí, perdiendo la mirada que siempre me ha caracterizado, quizás porque a mi alrededor veía aquello en lo que no quería convertirme y de tanto mirarlo he acabado siendo reflejo precisamente de ello.

Una de mis fortunas es contar con alguien a mi lado que, aunque duela, me dice la verdad y anunció con firmeza que esta actitud me llevaba directamente al desastre, y así zarandeada por aquello que creía una certeza que me daba permiso a la negra visión de mis días y esa otra visión que veía ahora en claro, tuve que salir de ese pesar para darme cuenta de nuevo que yo sola me estaba atando dando vueltas sobre mi misma para acabar inmóvil en el mismo sitio del que trataba de huir.

Estoy volviendo a construir, a pasear con la cabeza alta, viendo hacia afuera en vez de mirarme el ombligo y mi entorno vuelve a hablarme, vuelvo a sentir que a pesar de que la negatividad debe seguir instaurada a mi alrededor porque no eran invenciones mías, también sigue estando todo lo demás que estaba hipotecando.

He dado pequeños pasitos de nuevo, me he arriesgado, he dejado de lado la perfección ansiada por el sentimiento y he sonreído con pequeños instantes olvidándome de quien estaba presente.

Es como si me hubiese quitado un montón de quilos de encima y vuelvo a tener muchas ganas de vivir, de compartirme y que el único hilo rojo que me ate sea el que me une a mi Señor, para que vuelva a ver en mi mirada la luz que siempre anhela.

Pido disculpas a todos aquellos que se han preocupado por mi oscuridad y la han sufrido, sobretodo a mi Señor que sé que se ha visto directamente afectado y ha tenido que mostrar Su firmeza para hacerme ver el mal camino.

Que paséis feliz noche.


jueves, 26 de enero de 2017

En ciertos momentos de mi vida, como nos pasa a todos, vienen a mi mente recuerdos de la infancia, unos buenos y otros no tanto, pero todos ellos aparecen motivados por una experiencia similar o por un sentimiento que llevo aparejado.

Ahora mismo mantengo vivo el recuerdo de cuando niña por algún capricho no cumplido me ponía a lloriquear y aquellos que se encargaban de mi educación se cansaban y decían: "Vas a llorar pero con motivo" y entonces mi culete acababa como un tomate y ya tenía ahí el motivo para llorar.

Claro está que era otra época, ahora esto no sería posible, pero entonces mas de una zurra de niña caprichosa me llevé, y... en estas horas vuelven a mi esos instantes porque siento que me he comportado como esa niña caprichosa que lloriquea cuando las cosas no le salen como ella espera.

¿Ahora a mi edad?...pues sí, y aunque mi comportamiento ha sido similar mis sentimientos evidentemente no, porque ahora sé que he actuado mal, ahora comprendo la necesidad de cambiar ese hábito y no lleva aparejado el enfado sino el arrepentimiento.

Que implacable es mi mente!!!... como aprovecha para mostrarme de mil y una formas cuando me equivoco y para asegurarse de que entienda que...tendrá consecuencias...unas u otras, pero las tendrá...



lunes, 23 de enero de 2017



Dicen que por mucho que insistamos las cosas pasan en el momento justo, pero a la vez resulta que debemos poner empeño en conseguirlo pero también ser pacientes. Imagino que hay una gran variedad de frases hechas que van bien según el momento y así obtenemos respuesta fácil para cualquier instante, quedando de lo lindo ante cualquier situación.


En mi vida personal he tenido de todo, objetivos que han sido alcanzados después de muchísimo esfuerzo, otros que han debido ser abandonados o por lo menos pospuestos, y otros en cambio que han aparecido cuando ya no eran esperados o cuando jamás lo habían sido, pero confieso que en este momento de mi vida miro atrás y veo que algunos de ellos realmente llegaron en el momento justo. Desconozco que hubiera pasado si hubieran llegado antes, por un lado creo que me hubiese venido bien en algún aspecto pero si no hubiesen venido todavía creo que ya no sería capaz de llevarlo hacia delante.


Una de estas cosas, por llamarle de algún modo, que creo que llegó en el momento justo fue la oportunidad de hacer realidad mi entrega, quizás incluso un poquito pronto, pero si hubiese estado esperando por ejemplo hasta este momento, hubiese estado viendo durante todo este tiempo como está el patio y seguramente no sería capaz, a día de hoy, de fiar mi servicio a nadie.


Digo que llegó un poco pronto porque mi situación en ese momento era realmente complicada, no era la situación ideal para mi Señor acogerme en ese estado en el que me encontraba y me hubiese gustado poder estar más serena, más centrada, y más dispuesta a dar en vez de recibir, pero por otro lado, mirándolo egoístamente fue el mejor momento para mí, me ayudó en mi situación personal, me ayudó en mi crecimiento y me ofreció lo que jamás hubiera imaginado que fuese posible en ese momento.


Creo que aquellas personas que buscan entregarse a alguien o que buscan a alguien que les sirva en estos días lo tienen realmente complicado, hay mucha culturilla literaria de la D/s, mucha insatisfacción fantástico-sexual, mucho aburrimiento, mucha inconsciencia, mucha frustración y un sinfin de muchas y muchos que dificulta exponencialmente encontrar la aguja en el pajar.


No quiero ser negativa porque sé que es posible, sino miradme a mi...¿quien me iba a decir que podría disfrutar de mi entrega de esta forma?, pero si es cierto que si me viera hoy en esa tesitura no me fiaría ni de mi propia sombra, aunque sé que lo mismo podrían haber dicho de mi pues lo que ofrecía era más bien nulo y lo que hoy ofrezco aún dista mucho de lo que anhelo.


Siento miedo al perderme entre las diferentes webs temáticas, al conocer las intenciones de algunos elementos que deberían estar mas bien en el circo de los horrores, y comprobar el daño que se hace con ello a quien de verdad desea vivir y sentir la D/s. 


Creo que prefiero cuando este mundillo era menos popular y se vivía con la discreción de las relaciones intimas entre gente que disfrutaba de su condición en privado. No hay que avergonzarse de sentir de este modo, solo faltaría, pero tampoco veo necesario alardear de algo que debería vivirse en la intimidad.


Quizás si hubiese menos teatrillo sería todo mas sencillo...


 

domingo, 22 de enero de 2017


Dicen que el mundo del BDSM puede ser altamente humillante, que la parte sumisa debe asumir que es meramente un objeto y hay que estar muy atento a ella porque es fácil que se sume a los sentimientos de negatividad que ser usada le puede conferir.

No voy a negar que puntualmente las sumisas disfruten de ser usadas, y que incluso, haya Dominantes que, en mi humilde opinión, tengan mal entendido el rol sumiso y crean que por llamarse a ellos mismos Amos puedan menospreciar el tesoro de la entrega.

No voy a ahondar en ese tema ahora, pero si quería hacer referencia a ello porque en mi afortunada experiencia, jamás me he sentido de menos siendo sumisa, jamás he consentido que ningún Amito se viera en derecho siquiera de tratarme sin mi consentimiento, porque yo soy sumisa y me entrego a quien deseo, porque es simplemente una decisión personal.

Y cuando decidí entregarme a mi Señor porque fue así como lo sentí y lo quise, jamás me he sentido menospreciada, al contrario, me he sentido valorada, importante en mi entrega, como un regalo que alguien recibe después de ser previamente muy deseado y eso es de una belleza increíble.

En cambio, en nuestra vida diaria, en nuestros quehaceres habituales, creemos que nunca deberíamos sentirnos humillados, y en cambio, puedo decir que en varias ocasiones me he sentido menospreciada, he tenido que lidiar con la sensación de no ser valorada, de ser relegada por decisiones arbitrarias e intereses poco claros.

Cuando eso me ocurre por algún motivo que en mi mente se teje aparece en escena mi Señor, para venir a decirme que Él y sólo Él tendría el derecho de humillarme y no lo hace porque me considera una persona excepcional y así me lo hace sentir incluso en las prácticas calificadas por la mayoría como degradantes.

¿Cómo permito pues que me hagan sentir su menosprecio? ¿cómo llego a sentirme de poco valor cuando me lo concede alguien que no tiene ese poder? ¿cómo luchar contra el gigante que se cree invencible?


sábado, 21 de enero de 2017



Quizás si...Debe serlo porque me llama mucho la atención, no puedo remediarlo, se me van los ojillos y ya estoy excitada con solo imaginarme así ante mi Señor y de inmediato recuerdo la bolsita aterciopelada que la contiene...Me gusta esa sensación, sacarla, observarla y saber dónde acabará...

Es verla y dejar de verla....

domingo, 8 de enero de 2017

Aunque estoy algo temerosa por el día de mañana porque sé que no me resulta posible ser yo misma y acometer aquello que se me tiene encomendado con tranquilidad y confianza, trato de vivir el momento y disfrutar de lo positivo de cada velada y sé que hoy puedo ofrecer algo que no sólo me alegra a mí sino también a El.

Por eso dejaré reflejo aquí a través de estas imágenes de lo que este día me ofrece a través de la ilusión y el deseo.

Disfrutad y sed felices en cada instante que se nos conceda...











sábado, 7 de enero de 2017


Es Tu voz la que alienta mi pasión,
la que recorre con Su calidez mi piel
y surca mis pliegues con firmeza
para otorgarme la humedad ansiada.

Son Tus manos las que añoro
pues las mías son torpes sustitutas
y en mis ojos cerrados Tu imagen
de momentos íntimos compartidos.

No hay nada que turbe mi instante,
nada que me prive del placer
que ya no me pertenece
y ese es mi mayor impulso.

Tuyo es, mi Señor,
de Ti nace mi deseo y a Ti te lo entrego.

¿mi Señor, por favor, te lo suplico...puedo correrme?





viernes, 6 de enero de 2017

Suele ocurrir que nos esmeramos en crear sorprendentes instantes, siempre deseamos dejar con los ojos como platos a quien amamos mediante suculentas veladas, viajes de ensueño o valiosos regalos y, aunque esos no sean motivo de rechazo para mi, tampoco lo son esos otros instantes en que lo importante es lo que se siente sin ningún otro aditamento, cuando somos capaces de prescindir de todo lo material y centrarnos en las emociones que albergamos al compartirlos.

Hoy que suele ser un día de materialismo consumado me quedo con lo sublime de la sencillez, como cuando dos cuerpos desnudos que se aman se encuentran en el leve roce de una caricia, caricia que puede albergar y conceder muchísimo más de lo aparente, siendo personal y diferente para cada persona.

Adoro ese roce leve, esa pasión que desata ese tierno instante...

Permitidme hoy que os conceda esa sensación a través de esta imagen. Olvidad lo concreto de sus cuerpos, sólo veros a vosotros con quien deseéis y disfrutad...

Feliz noche.

jueves, 5 de enero de 2017

Creo que siempre he sido un poco caprichosa e incluso ahora mi Señor debe luchar por contener mis ansias y enseñarme paciencia...

A veces los excesos te juegan malas pasadas y después tienes que estar unos días a dieta pero a pesar de ello no pierdo las ganas de todo y como suele pasarme no se me da demasiado bien elegir entre todo lo que me gusta, así que para esta noche en vez de elegir yo el regalo para mi Señor se lo dejaré a su elección...

Ofrecida para Tu disfrute...

lunes, 2 de enero de 2017


Ha pasado mucho tiempo, tanto que incluso podría haberlo olvidado pero hay situaciones que nos marcan de por vida y esta que viene a mi mente está sellada en mi alma y sigue presente para recordarme como duele cuando te rindes a Tus limitaciones y permites que el temor se apodere de Ti.

Tenerlo en mi mente no para que el dolor me invada sino para que me sirva de lección para plantarles cara a mis miedos.


domingo, 1 de enero de 2017


Enséñame de  nuevo a besarte, despacito, repasa de nuevo la lección, dime en susurros que no piense, que sólo sienta, que sienta Tu aliento acercarse, que Tu aroma me invada dejándome sumida en una nube de sensaciones que no puedo administrar, y cuando Tus manos me rocen y siga temblando vuelve a repetirme que no es para tanto, mientras sabes que para mi sí lo es, y por eso sonríes mientras mis mejillas se sonrojan y mis ojos no tienen otro lugar donde mirar, a Ti, a Tu anhelo y a aquello que ves en mí que no quiero comprender, porque quiero, una y otra vez que trates de explicármelo.

Quiero que me lo muestres una vez en palabras, o quizás dos o puede que más, no me canso de escucharte, y que me lo muestres también ante ese espejo que enseña de otras formas, la forma de dos cuerpos unidos, entrelazados, amándose.

¿Como no volver a desear una y otra vez la maravilla que de Ti nace? 

Seguidores

Visitantes

Con la tecnología de Blogger.

Chateando

Popular Posts

Lecturas